El acondicionamiento de aire es un proceso Termodinámico en el que se extrae calor del lugar u objeto considerado (reduciendo su nivel térmico) y llevándolo a otro lugar capaz de admitir esa energía térmica sin problemas o por lo menos con pocos problemas. De manera pues, que en términos sencillos, la función del aire acondicionado es extraer o sacar calor de un sitio (a través de la evaporadora o fancoil) y expulsarlo al exterior por medio de la unidad condensadora, en un ciclo que se repite cada hora y cuya capacidad esta dada en BTUS (British Thermal Unit).

Aquí es importante recalcar, conociendo lo anterior, que el frio en si No existe como temperatura, sinó que es una expresión para mencionar una ausencia de calor. Es decir, sentiremos frio en la medida que el sistema de aire acondicionado extraiga calor. Entonces cuando recurrimos a la popular expresión “estamos enfriando la habitación” en realidad lo que estamos haciendo es sacar calor y producto de este proceso dinámico sentiremos frio. A partir de ahora cuando lleguemos a un lugar muy frio, ya sabremos todo el trabajo y energía que ejecutó este sistema de aire acondicionado.

Mediremos estas condiciones térmicas con un Termómetro, el cual nos indicará la Temperatura real del recinto. Donde la Temperatura es una escala No una condición. Por su parte el accesorio diseñado para Controlar las condiciones ideales de la habitación es el Termostato , que a su vez puede ser análogo o digital; programable o no programable y smart comunicante.