En todos los equipos de aire acondicionado,  se debe pasar el aire de entrada al evaporador(Ubicado en el Fan Coil o manejadora) por un accesorio que se llama filtro de aire. La función de este filtro de aire es retener todas las impurezas que  trae este aire, tales como polvo, polen, pelo de animales, ácaros, malos olores, prevenir enfermedades respiratorias, alergias, partículas de suciedad, etc.              Es fácil reconocer un filtro de aire, es de forma de Cuadrada o rectangular regularmente y esta fabricado con un medio filtrante, regularmente Hog Hair de 1” de espesor. Su función principal es prevenir degradación en el confort , así como afectaciones que impacten el desempeño de los equipos .  Los filtros de aire requieren de limpieza continua, esto debido a que se pueden saturar de polvo que podría poner en riesgo el correcto funcionamiento del equipo, al no haber intercambio del aire de entrada con el refrigerante.    Al no realizar mantenimiento a su aire acondicionado, se presenta una reducción general de la capacidad y el rendimiento del sistema, un fuerte aumento en el consumo de energía, disminución del caudal o cantidad de salida de aire, fuerte descenso de la temperatura de salida, que a su vez provoca congelación del evaporador y posibles daños en el compresor por retorno de líquido.                                  Al no realizar el correcto mantenimiento a los filtros la temperatura de salida del aire desciende; provocando que el shock térmico sea mayor, aumento del ruido, notaremos como el equipo realiza ruidos excesivos de movimientos de aire. Tendremos también malos olores, la cantidad de aire que mueve el equipo es insuficiente; aumentando el nivel de humedad en el interior y fomentando la aparición de malos olores.                                                                                                                                                                                                   El simple hecho de limpiar los filtros periódicamente, puede evitar la aparición de estos primeros síntomas.                                                 No es fácil mantener los filtros limpios, para eso es necesario recomendarles la limpieza Técnica con las herramientas e insumos adecuados, con mano de obra calificada y en los periodos precisos para su equipo. Estos periodos de limpieza dependerán del tráfico de personas directamente y por supuesto del nivel de aseo del recinto. Es nuestro deber como profesionales hacerles notar la importancia de un mantenimiento preventivo. En ocasiones se podría pensar con ligereza sobre este servicio con graves resultados para la salud, el bolsillo y por supuesto el propio equipo de aire acondicionado.