Saber cual es la temperatura ideal para estar, trabajar o dormir es importante para sus condiciones ambientales, para la vida útil de su equipo y para el consumo de energía. Así las cosas la temperatura de confort es de 23.5°C. Este es el punto en el cual no deberemos sentir ni frío ni calor. El punto donde estaremos cómodos, donde su equipo maximiza el ahorro de energía y alarga su vida útil. Entonces si nos gusta el frío demasiado y le bajamos un grado al termostato, respecto a la temperatura de confort indicada , gastaremos hasta un 10% de energía adicional. Así de sencillo y si le subimos, seguro que ahorraremos ese mismo porcentaje. Tengamos claro entonces a que temperatura debe trabajar nuestro aire acondicionado.