Contrario a lo que manifiesta la sabiduría popular dormir con exceso de frio, es decir mantener termostato por debajo de 22°C, no es saludable, ni agradable y provocará en la mayoría de los casos que no recuperemos de manera adecuada nuestra energía...