Contrario a lo que manifiesta la sabiduría popular dormir con exceso de frio, es decir mantener termostato por debajo de 22°C, no es saludable, ni agradable y provocará en la mayoría de los casos que no recuperemos de manera adecuada nuestra energía al no dormir adecuadamente. Veamos porque: nuestra temperatura corporal es de 36°C y el hipotálamo junto a nuestro sistema nervioso, los músculos, los vasos sanguíneos y las glándulas sudoríparas se encargan de mantenerla constante. Si eres de esas personas que le “encanta el frio” debes saber que sucede con tu cuerpo cuando tu habitación está muy fria.                                                                       Si a  modo de ejemplo configuramos el termostato para dormir en 18°C . Los receptores de temperatura en la piel detectan cambios en la temperatura externa, en este caso 18°C. Pasan esta información al centro de procesamiento en el cerebro, llamado hipotálamo. El centro de procesamiento también tiene receptores de temperatura para detectar cambios en la temperatura de la sangre. El hipotálamo automáticamente causa cambios en los efectores para asegurar que la temperatura de nuestro cuerpo permanezca constante, a 36ºC. Los efectores son glándulas sudoríparas y músculos. Si tenemos demasiado frío, el centro de procesamiento envía impulsos nerviosos a la piel, que tiene dos formas de disminuir la pérdida de calor de la superficie del cuerpo. Cuando tienes demasiado frío, los vasos sanguíneos de la piel apoyados por los músculos se contraen y bloquean la sangre de forma continua, permitiendo que solo pase una pequeña cantidad. La sangre se mantiene así en el cálido interior del cuerpo. Esta es la causa por la que al dia siguiente amaneces muy cansado. En realidad lo estás. No recuperaste nada. No tuviste sueño reparador porque tus músculos trabajaron toda la noche tratando de mantener tu temperatura corporal. Entonces la receta para dormir y tener sueño reparador es mantener el termostato configurado en 22°C. Esta temperatura también pasa por tu recibo de energía, que obvio será mayor a más bajas temperaturas. Entonces duerme bien y ahorra energía con esta temperatura.